Carta de un muro con humedades por capilaridad

Hola!: Soy un muro con humedad por CAPILARIDAD. Cuando me construyeron “se olvidaron” de colocar una lámina impermeable para evitar la humedad de la tierra que está junto a mi. Ahora quieren arreglarlo porque, mira: ¡mi aspecto es lastimoso! He tratado de llamar la atención de muchas maneras: mostrando el moho que crecía sobre mí (con el peligro que supone para la salud de mis dueños), despidiendo un olor a humedad insoportable, echando a perder los muebles, libros y objetos que se encuentran a mi lado, levantando la pintura que me dan una y otra vez y que no soluciona el problema porque sigo mojado. Dicen que tengo una enfermedad que se llama HUMEDAD POR CAPILARIDAD. Han decidido curarme sin gastar mucho. Tienen varias opciones:

Una es hacerme una operación que no me gusta nada y consiste en taladrar mi base con innumerables agujeros, uno cada 10 cm y a continuación inyectar en ellos un producto químico que me empapará esa zona y que creará una barrera impermeable, según dicen. Creo que de esta solución me voy a librar porque no elimina la humedad que también tiene mi compañero el suelo y es una obra bastante engorrosa y cara, porque requiere mucha mano de obra.

Hay otra solución que a mí me gusta. Se trata de colocar un aparato de ELECTROOSMOSIS INALAMBRICA, ¡vaya nombre! que, sin “tocar” el muro, eso me gusta, invierte la polaridad del conjunto muro-suelo, haciendo que el agua que ascendía en mí por CAPILARIDAD, deje de hacerlo… ¡para siempre!. Sólo hace falta un enchufe con “toma de tierra” al que se conecta directamente el aparato, que es de bajo consumo y que gasta en energía eléctrica…¡8 euros al año! Su radio de acción es de 16 m, uno de los más potentes del mercado

Pero de esta solución, que se utiliza desde hace más de 20 años en Alemania y otros países europeos, mis dueños no se fían; dicen que es mágica y que la magia no existe. Así se lo han dicho a la empresa que los fabrica y comercializa en España MUROTERM S.L. y ésta les ha ofrecido una garantía de UN AÑO, en los cuales ésta se compromete a devolver el importe total del aparato (999,00€ + IVA), si no se produce el secado de los muros, además de una garantía de sustitución del aparato de 10 años en caso de avería o mal funcionamiento del mismo

A mí me parece una buena oferta, porque estaré siempre seco, podrán pintarme y quedaré para siempre bien, ¡que ya es hora!