Garantía MUROTERM. Caso real.

Garantía MUROTERM. Caso real. 150 150 admin

11 de Julio. Vivienda en un semisótano de la C/ Columela de Madrid, Junto a la Puerta de Alcalá. La vivienda ha sido restaurada por el anterior propietario recientemente y se aprecia olor y alta sensación de humedad. La “restauración” ha incluido la colocación de un trasdosado de pladur con cámara de aire en parte de los muros que dan a la calle, muros de aproximadamente 1 metro de espesor, muros contra terreno, que se encuentran saturados de humedad según medición que realizamos.

Está muy extendida la práctica de colocar un pladur con cámara de aire en los muros afectados de humedad por capilaridad. No sirve de nada. La humedad sigue estando ahí y lo más que conseguimos es ocultarla a la vista y que aumente el olor y sensación a humedad en la vivienda.

La nueva propietaria desea eliminar totalmente esta humedad por capilaridad y le aconsejamos la instalación de un equipo de electroósmosis inalámbrica MUROTERM MTH-300.

Colocamos el equipo el 11 de Julio. Recomiendo la ventilación y la colocación de un deshumidificador de apoyo. Un mes más tarde, el 18 de Agosto visitamos de nuevo la vivienda. Sigue habiendo un alto grado de humedad. La propietaria ventila poquísimo y tiende la ropa en su interior, con lo que genera gran cantidad de humedad. El deshumidificador lo conecta muy poco “porque gasta mucho” según manifiesta.

En Diciembre el cliente decide devolver el equipo porque, según me manifiesta en un wathsap, no ha mejorado la humedad.

Quedamos el 19 de Enero de 2019 en la vivienda. A la entrada de la vivienda, no se aprecia humedad alguna en el ambiente. Efectúo las mediciones correspondientes y los muros se encuentran “secos”. Me dice mi cliente que la humedad ha desaparecido porque “tienen la calefacción puesta”.

Procedo a retirar el equipo y a devolver el 100%, incluido IVA de la cantidad abonada por el equipo. Estoy convencido que dicho cliente volverá a colocar nuestro equipo cuando vuelvan a aparecer las humedades.