fbpx

¿Qué tipo de humedad tienes?

Existen tres tipos de humedades en los edificios en función de la causa que las provoca. El primer paso para encontrar una solución para las humedades es diagnosticar correctamente su origen. Según la causa de la presencia del agua, podemos tener humedades por capilaridad (ascendente) , de condensación (ambiental) o por filtración (en garajes o sótanos).

tipo-humedad

1. Humedad por capilaridad

Se produce cuando el terreno está húmedo y los cimientos no se han impermeabilizado de forma correcta. Los materiales de la construcción absorben el agua del terreno a través de la cimentación o de los muros. El agua sube por efecto de la capilaridad a través de los materiales porosos. La humedad asciende en función de la porosidad de los materiales de la pared, de la presión atmosférica y del potencial eléctrico del muro frente al agua.

Esta humedad se evapora en las paredes, apareciendo el salitre y haciendo saltar los revestimientos e incluso la pintura anti-humedad.

Si quieres más información sobre la humedad por capilaridad pincha aquí.

 

2. Humedad por condensación

La actividad diaria (ducharse, cocinar, lavadoras, secadoras, etc.) y la ventilación deficiente de las viviendas producen fenómenos de condensación. Aparecen manchas de moho en paredes o techos, e incluso, pueden generarse problemas de salud.

Son típicas en ventanas, paredes y techos. Suelen formar pequeñas manchas circulares. En espacios con humedad ambiental elevada son más frecuentes. Se producen normalmente por la diferencia de temperatura existente entre el interior y el exterior de la vivienda, que provocan la condensación de las partículas de aire en agua al contacto con las paredes, techos o ventanas.

Si quieres más información sobre la humedad por condensación pincha aquí.

 

3. Humedad por filtraciones laterales

En sótanos, garajes o cualquier espacio construido por debajo del nivel del suelo pueden aparecer problemas de humedad cuando la humedad presente en la tierra exterior se infiltra lateralmente hacia el interior. También puede ser provocada por la lluvia o por acuíferos subterráneos. Además, las infiltraciones laterales representan un peligro para la resistencia estructural del edificio.

Si quieres saber qué tipo de humedad tienes puedes hacer el siguiente test: